• Cronicas porcinas

La cultura anti mafia: Peppino Impastato

* por Lucas Manjon

Giuseppe "Peppino" Impastato fue un militante comunista italiano que enfrentó a la mafia en su ciudad natal: Chínisi, en la isla de Palermo. El 9 de mayo de 1978 fue asesinado por orden del boss Gaetano Badalamenti, su propio tío. Todavía hoy es un referente de la lucha y de la cultura contra el crimen organizado.

Peppino nació en 1948 en una pequeña localidad de Palermo -la capital de la isla de Sicilia (Italia)- cuando se acababa la Segunda Guerra Mundial y su padre, un miembro asociado a la familia mafiosa del lugar, había sido liberado luego de estar encerrado tres años en una cárcel fascista.


Desde muy joven se interesó por la política y se vinculó con el Partido Comunista Italiano (PCI), al cual ingresó entusiasmado por las ideas y el acompañamiento de un artista que militaba en el ese espacio. Estaba rodeado por la atmósfera característica de los años sesenta con la revolución sexual, el movimiento hippie y el desarrollo de la Nueva Izquierda con Herbert Marcuse y Francesco Rossi en la propia Italia. Como parte de su desarrollo político decidió comenzar a denunciar a la mafia como elemento intrínseco y más descompuesto del sistema capitalista.


Ante su apreciación de cierta inmovilidad por parte del PCI respecto al crimen organizado, rompió con el partido y en 1965 creó un boletín periodístico llamado"L' Idea Socialista" (La idea socialista). A un año de su primer número, y con tan solo dieciocho años, publica el famoso editorial "La mafia è una montagna di merda" (La mafia es una montaña de mierda). Aquel articulo le valió una pelea violenta con su padre, quien lo echó de su casa. Pero Peppino no se detuvo.


Siguió participando en luchas políticas, campesinas y sindicales, pero particularmente se destacó una sobre todas: la construcción del aeropuerto de Chínisi. Esa mega obra resultaba ser un negocio de las autoridades políticas nacionales, regionales y municipales asociados con los mafiosos de la región. Peppino organizó manifestaciones durante diez años, denunciando aquella relación mafiosa.

En el año 1977 junto a un grupo de compañeros y amigos fundaron la radio AUT desde donde condujo varios ciclos entre los cuales destacó "Onda pazza" (Ola loca) donde realizó ciclos de radio teatro de tipo cómicos - absurdo, donde denunciaba y fundamentalmente ridiculizaba a la mafia y al capo Gaetano "Tano" Badalamenti, su tío por parte de su madre y quien dio la orden de asesinarlo. Uno de los más recordados programas fue el radio teatro del 7 de abril de 1978 llamado “Western a Mafiopoli”. En él, Peppino y su compañero Salvo satirizan una supuesta reunión entre el alcalde de Mafiopoli y el capo mafia de la región, haciendo alusión a Mafiopoli como su pueblo Chínisi, al alcalde de la ciudad y al capo Badalamenti.


"Si a las personas se les enseñara belleza, se les daría un arma contra la resignación, el miedo y el silencio. A la existencia de horrendos edificios que surgieron repentinamente, con toda su miseria, de las operaciones especulativas, te acostumbras con facilidad, colocas las cortinas en las ventanas, las plantas en el alféizar de la ventana, y pronto olvidas cómo eran esos lugares. Primero y todo, por el simple hecho de que es así, parece haber sido así por siempre y para siempre. Es por eso que debemos educar a las personas sobre la belleza: para que los hombres y las mujeres no se arrastren en el hábito y la resignación, sino que la curiosidad y el asombro siempre permanezcan vivos". - "Peppino" Impastato

Para el año 1978 decide presentarse como candidato para las elecciones legislativas municipales. Integró la lista de "Democrazia Proletaria", un partido que resultó de una alianza de varios partidos socialistas. En plena campaña electoral, la noche del 8 de mayo Peppino fue secuestrado, golpeado y asesinado por miembros del clan mafioso al que pertenecía parte de su propia familia. Al día siguiente, el 9 de mayo el cuerpo de Peppino apareció explotado por una bomba sobre las vías del tren. Las autoridades en complacencia con la mafia denunciaron que Peppino había intentado cometer un atentado. Ese mismo día en la ciudad de Roma aparecía el cuerpo del dos veces primer ministro de Italia Aldo Moro, asesinado por las Brigadas Rojas quien lo habían secuestrado varios días antes y tenían en vilo al mundo. La mafia siciliana y las autoridades políticas intentaron emparentar el supuesto atentado de Peppino con el asesinato de Moro.


Las elecciones municipales se llevaron a cabo y Peppino las ganó. Los ciudadanos de Chínisi decidieron votar por él como muestra de homenaje y desagravio antes las acusaciones injuriosas y mafiosas a las cuales se lo sometía. Fue electo post mortem como Miembro del Consejo Municipal de Chínisi.

El hermano y la madre de Peppino decidieron romper los pocos vínculos que les quedaban con sus familiares y junto a los compañeros de militancia de Peppino emprendieron campañas para catalogar su muerte como un asesinato de tipo mafioso. En el año 2001, después de veintitrés años del asesinato y con muchas idas y vuelta en la justicia, la Audiencia Criminal declaró a Vito Palazzolo responsable material del homicidio. Un año después condenaron a Gaetano Badalamenti a la pena cadena perpetua por ser el responsable intelectual y quien ordenó el asesinato.


Felicia Bartolotta, la mamá de Peppino, se transformó en una activa militante anti mafia hasta su muerte en el año 2004, con ochenta y ocho años de edad y solo dos años después de conseguir la sentencia condenatoria contra los asesinos de su hijo.



113 vistas

​© 2020 by CABEZA DE MACETA

  • Instagram